Misioneros Dicma

Nuestro carisma fundacional es llevar a las personas a una experiencia personal con Jesucristo, a través de los retiros espirituales y la consagración a Jesús por medio del Inmaculado Corazón de María, para que alcancen su conversión y la salvación de su alma.

El Movimiento tiene como principal fin, el Llevar a que los fieles laicos a través de procesos de formación y de socialización, descubran su propia vocación y la vivan en el servicio de la Iglesia, dotándolos de los elementos de orden teórico – práctico necesarios que les ayuden a fortalecer comunidades auténticamente Cristianas y así influir de forma personalizada en los destinos de nuestros pueblos, presentando a Jesucristo como el único Señor y Salvador; encontrando en él la vida que da sentido a su existencia. El movimiento tiene como fines par particulares:

a. Obedecer a nuestra Iglesia en los lugares de trabajo Pastoral y desarrollar una evangelización de conjunto.

b. Desarrollar estrategias de evangelización desde la familia como núcleo de la Sociedad enfatizando en los valores Cris anos.

c. Acercar y sensibilizar a cada persona, sobre la importancia de la Vida Sacramental y construcción por el Reino de Dios.

d. Crear conciencia del llamado del Señor Jesucristo a Ser discípulos misioneros a la luz de la Palabra de Dios y los documentos Eclesiales.

e. Fomentar mediante espacios de retiros espirituales un cercano encuentro personal con Jesucristo y el amor a María San sima.

f. Realizar consagraciones a Jesús por medio de la San sima Virgen María, según el método de San Luis María Grignion de Monfort.

Menú de cierre